Seleccionar página

Para iniciar en la planificación estratégica, lo más importante es conocerte. Tené en cuenta que la estrategia, como concepto, inicia en el arte de la guerra. ¿Cómo te enfrentarías a alguien si no conocés tus puntos fuertes y tus debilidades?

Si bien estamos en un ambiente relativamente más pacífico, porque siempre nos podemos encontrar con agresividad tanto de competidores como de simples envidiosos en las redes (suena duro, pero es cierto), para cada meta de nuestro negocio, debemos desarrollar una estrategia. Y la base para definirla, es hacer un análisis profundo de tu emprendimiento.

Si aún no lo hiciste, te recomiendo descargar mi ebook gratuito “Tu Marca, Tu Huella”, que te dará las bases para definir puntos específicos y estratégicos de tu negocio. Además, creo que te aportará una mayor visión y te permitirá enfocar tu pasión en aspectos concretos.

MISIÓN

Este ejercicio puede ser fácil. Al principio. Lo iremos puliendo para dejarlo preciso y atractivo.

La misión es justamente, el motivo por el que iniciaste y dedicás tantas horas a tu emprendimiento. Hay un fin principal, una necesidad que querés satisfacer, una experiencia que querés otorgar, o yendo más alla, una sensación que querés que otros vivan. Es más atractiva esta última forma de decirlo, verdad?

No es el fin en sí mismo, sino la energía que querés transmitir a través de eso que amás hacer.

Para hacerlo más simple, una vez que ya tengas un montón de anotaciones y tachaduras en una hoja, definí lo siguiente:

        Qué

        A quién

        Cómo

        Para qué

Por ejemplo, la misión de Nike es “brindar inspiración e innovación para cada atleta en el mundo”.

Y la de Mc Donalds Argentina,  “nuestra misión es servir comida de calidad, proporcionando siempre una experiencia extraordinaria.”

Técnicamente hablando, los cuatro puntos que te ennumeré serian la base para establecer una misión. Si miras la de Nike, en ningún momento especifica que su rubro es indumentaria entre tantos otros. Podríamos pensar, si no conociéramos la marca, que vende libros o que ofrece disertaciones inspiradoras de deportistas. Estamos de acuerdo en que todos sabemos quién es Nike. Por eso también puede darse el lujo de hacerlo. Si notas que tu misión quedó un poco “abstracta” (definición) pero la imagen de tu producto o servicio es clara de comprender, podes dejarlo así. Si es un poco más complicado de explicar lo que ofreces, tal vez sea mejor ser más específico en la misión para no tener que estar aclarando de más después. La idea es que sea un párrafo que describa de la mejor manera, de qué se trata y a qué se dedica tu emprendimiento.

Establecer una misión es una forma de marcar un camino a seguir. Estás trabajando para algo, no podés olvidarlo en ningún proceso de desarrollo de tu negocio. Es tu qué.  Y por tanto, tu guía.

Y si a veces se te complica “seguir una línea” en tus posteos, en tus negociaciones, tus ventas o tu atención, probablemente te falte definir estas bases para recurrir a ellas siempre que sientas que te salís de ese camino.

vision planificacion estrategica universo emprender

VISIÓN

Este punto es tu misión en el futuro. A qué apuntás, a qué querés llegar, en qué se quiere convertir tu negocio. Puede ser a un nicho específico, al mejor o más innovador de su rubro, en una determinada zona.

La visión es hacia dónde vas. Y básicamente, por qué vas a lograrlo. Digamos que tu emprendimiento vende ropa, puede que tu visión sea convertirte en una marca zonal, o mundial, o una marca específica en su rubro o nicho. “La mejor indumentaria inspiradora y sustentable para mamá.” “Los mejores rollos veganos de México”.

Todo va a depender de qué medio utilizás para tus ventas y qué tan amplio es tu nicho de mercado.

Entonces, visión: cómo describirías tu negocio dentro de unos cuántos años, sin límites pero con integridad de poder cumplirlo en cada paso.

Lo importante, es que lo que sea que esté escrito como tu visión, debe ser algo que se vea reflejado en cada proceso y decisión de tu negocio.

Por ejemplo, si quisieras convertirte en la empresa de indumentaria más sustentable de “X” mercado, no podrías tener un proceso de tu producción que contamine el planeta. Más aún, deberías asegurarte de que cada cliente esté el tanto de tus prácticas sustentables para comprender el verdadero valor de tu producto y los valores éticos que caracterizan tu marca.

Más adelante veremos, con más ejemplos como este, cuánto podemos estar perdiéndonos, por no desarrollar nuestra capacidad de comunicación como una marca. Pero más adelante 😉 .

EL MEJOR TIP PARA LA PLANIFICACIÓN DE TU COMUNICACIÓN EN REDES: VALORES

Si bien he notado que se está usando bastante poco la sección “INSTITUCIONAL” con los puntos de este artículo, creo que son súper útiles cuando te cuesta encontrar las palabras justas y querés acelerar un poco de tiempo.

Como te dije en “Tu Marca, Tu Huella”, reflexionar sobre las bases de tu emprendimiento, te otorga una enorme motivación y terminas obteniendo muchas herramientas de inspiración.

Además, quien aterrice en tu página web o fanpage, entenderá perfectamente tu negocio. Eso sí. Cada sección y palabra de tu speech debería contener la esencia de tu “Sobre nosotros”. ¿Si no para qué te jactarías de algo que en realidad no tenés en cuenta? En ese caso, es totalmente innecesario.

Los valores de tu marca, si no lo hiciste, podés establecerlos analizando las relaciones de tu negocio con su entorno.

Cómo te llevás con los clientes, antes, durante y después de la venta, qué relación mantenés con tus proveedores, que comunicación tenés con colaboradores u otros que se dedican a lo mismo.

En mi caso, como viste en la sección “MISIÓN”, identifiqué cinco valores que reflejan el tipo de servicio que quiero ofrecer:

  • empatía
  • honestidad
  • solidaridad
  • respeto
  • ética

Un ejemplo que siempre utilizo para cerciorarte de que has elegido los correctos, es decir, los que mejor te representan, es hacer el ejercicio de imaginarnos que contratamos a alguien: ¿cómo describirías el desarrollo de tu negocio? ¿Cómo le daríamos la bienvenida? Qué le pediríamos que tenga en cuenta al momento de comunicarse con nuestra audiencia?

UN POCO MÁS DE INSPIRACIÓN

Ahora es tu momento! Si aún necesitás inspiración, dedicá unos cuántos minutos a investigar y descubrir las misiones, visiones y valores de aquellas empresas que admires. No es necesario que sean del mismo rubro. Hay que ser cuidadoso con ese paso, no vas a caer en la tentación de copiar POR FAVOR. Sería una pérdida de tiempo que le va a costar mucho a tu negocio. Pero sé libre de leer todo aquello que pueda ayudarte a identificar estas bases. Relee opiniones de tus clientes, pensá qué detalles le ponés a lo que hacés que querés que tus clientes perciban si aun no te lanzaste. No hay límite para la inspiración!

No dudes en compartir conmigo o contactarte para contarme cómo te fue o si te encontrás perdido. Y recordá compartir la publicación si te sirvió. ¡Entre todos nos ayudamos!

Hasta la próxima!

Share This